La Escuela de Enfermería Darton es una moderna institución de formación que recientemente alcanzó una cifra récord de matriculación, con 5.854 estudiantes (2008) de 28 estados y 44 países. Aunque esta cifra representa un notable incremento del 78% en la admisión de estudiantes desde el año 2.000, la escuela tiene el objetivo de aumentar significativamente su capacidad de admisión en los próximos 10 años.

El programa de Grado de Asociado en Enfermería de la Escuela Darton, es un programa de cinco semestres en los que se preparara a personal de enfermería de primer nivel de hospitales e instituciones comparables. La escuela, cuya carga de trabajo es ya alta, se plantea el objetivo de aumentarla, en línea con sus planes de expansión, por lo que la necesidad de la escuela de optimizar su formación se hizo cada vez más evidente. Por ello, se planteó la implantación de métodos auxiliares de formación compatibles con los requisitos de los planes de estudio.

Intentado hacer tiempo

La formación con simulación fue una de dichas soluciones y aunque ya en 2004 la escuela había adquirido un simulador de paciente SimMan, se utilizó durante poco tiempo por la pérdida del personal designado. Esta situación cambió cuando Tracy Suber (enfermera acreditada, licenciada en enfermería, RN-MSN) asumió su cargo. Tracy, coordinadora del Programa Puente de la escuela, que ofrece asistencia a enfermeros prácticos licenciados (LPN) y paramédicos en la obtención de su grado de asociado en 15 meses, se interesó en la posibilidades que ofrecía la formación con simulación. Tras asistir a un curso introductorio de formación con SimMan, con su compañera Kristie Smith, en 2007, ambas se propusieron demostrar al cuerpo académico el modo en que la simulación podía respaldar sus planes de estudio.

Aunque en principio contaban con el apoyo del cuerpo docente, el mayor obstáculo era el tiempo que necesitaban para desarrollar escenarios clínicos de primera. Suber contaba que: "Como educadora de enfermeros, es difícil encontrar tiempo para preparar clases, asesorar del modo adecuado o simplemente estar a disposición de los estudiantes…... por lo que encontrar tiempo para desarrollar los escenarios era una tarea complicada".

Una solución lista para utilizar

Este obstáculo pudo superarse con la presentación del paquete de escenarios de la Asociación Nacional de Enfermería (NLN), desarrollado por la NLN y Laerdal. Como reconoció Suber: "Ya sabía que la NLN había ayudado en su creación y sería extraordinario que pudiéramos utilizarlos en el plan de estudios de enfermería".

La simulación del paquete de escenarios de la Asociación Nacional de Enfermería se había diseñado específicamente para educadores de enfermería. Diez escenarios quirúrgicos y diez médicos pre-configurados planteaban retos a los estudiantes a distintos niveles, con casos que iban desde la obtención de las constantes vitales hasta el reconocimiento y tratamiento de complicaciones con amenaza para la vida.

Al tiempo que se apreció una notable mejoría en la formación con estos escenarios, Suber señala además que: "Los escenarios de la NLN han disminuido mi carga de trabajo como educadora. Puedo utilizar los formularios de pedido de los doctores, reunir los equipos necesarios, etc. y realizar mi trabajo".

Planes futuros

Suber planea ampliar el uso de la simulación en toda la escuela y mejorar el laboratorio. Optimista sobre la ampliación del uso de la simulación y los efectos positivos que tendrá en el futuro personal sanitario, Suber concluye afirmando que: "El estado de Georgia aún no ha determinado el número de horas clínicas ni el porcentaje que podemos emplear en la simulación, aunque es algo que se está estudiando. La investigación demuestra que la simulación puede ser muy eficaz y creo que, con el tiempo, la disminución de espacios clínicos asignados y el aumento de admisiones se convertirá en una parte necesaria de nuestros planes de estudio".