Por su pequeño tamaño el Protector boca a boca Laerdal se puede llevar en cualquier sitio (cartera, llavero), de forma que vd. está siempre protegido ante cualquier eventualidad. Ideal para llevar a diario.

  • Mínimo coste para un dispositivo de ventilación de barrera
  • Elimina las dudas para iniciar una reanimación
  • Recordatorio sencillo de RCP en el envase
  • Reduce el riesgo de transmisión de enfermedades
  • Libre de látex