Aspirador de secreciones para bebé « Penguin » 

Las vías nasales de los bebés pueden bloquearse por múltiples razones como la exposición a los virus o irritaciones debidas a alergénicos. Las vías respiratorias bloqueadas pueden ocasionar una molestia al nivel de la respiración o dificultar la ingestión de alimentos, especialmente en los niños pequeños. 

Diseñado para limpiar las vías respiratorias, el aspirador de secreciones para bebé “Penguin” está equipado con una boquilla de silicona, fácil de limpiar y capaz de soportar cientos de usos. Este producto fue desarrollado como parte del aprendizaje de las maniobras para la reanimación básica de los recién nacidos en los países en desarrollo. 

ASPIRAR:

  • Apriete el cuerpo del aspirador “Penguin” y mantenga la presión.
  • Inserte la boquilla en la nariz o la boca del bebé.
  • Suelte lentamente la presión del cuerpo del aspirador.
  • Retire el aspirador de la nariz o de la boca del bebé.

VACÍAR:

  • Vacíe el contenido del aspirador “Penguin” en el lavabo, o en una toalla proporcionado para este fin.
  • Repetir la aspiración si es necesario

LIMPIAR:

  • Abrir doblando el cuello del “Penguin”
  • Lavar y limpiar con agua y jabón
  • Enjuague la boquilla y la cabeza del aspirador de secreciones
  • Sumerja el aspirador de secreciones en agua hirviendo durante mínimo 10 minutos.
  • Deje que se seque.

*El aspirador de secreciones para bebé puede también limpiarse con productos desinfectantes.