RQI - Programa de mejora de la calidad de la reanimación

Un nuevo método pionero de formación en reanimación

     

     

Retos comunes de la formación en reanimación hoy en día

Calidad

Muchos profesionales sanitarios no realizan la RCP como parte habitual de su práctica clínica y solo algunos realizan una RCP en raras ocasiones aparte de los cursos de formación que se realizan 1 o 2 veces al año (1). Los estudios demuestran que las destrezas de compresión y ventilación de RCP se deterioran con la falta de uso y lo mismo ocurre con la calidad global de la RCP. Esto puede ocurrir tan pronto como 3 meses después de la formación (2).

Cumplimiento

¿Cómo pueden las instituciones sanitarias garantizar una RCP de calidad y demostrar que cumplen los protocolos necesarios? Actualmente, los ocupados profesionales sanitarios dedican innumerables horas a recopilar, confirmar y documentar las asistencias como exigen los informes internos y externos.

Coste

Los métodos tradicionales de formación en RCP no solo tienen un coste directo relativo a la asistencia del personal a los cursos que se celebran fuera de las instalaciones y las tarifas de los instructores, sino también costes indirectos –como el tiempo que se pierde en las instalaciones o junto al paciente– lo que puede ocasionar una menor atención al paciente.

     

El programa RQI está diseñado para abordar estos retos

Formación de baja dosis y alta frecuencia - mantener el mantenimiento de competencia

     

Estación de RQI con vista de comentarios del estudiante (hacer clic para ampliar)
 

     

RQI permite que los profesionales sanitarios se formen a intervalos cortos pero frecuentes, lo que se denomina formación de baja dosis y alta frecuencia. Las estaciones de destrezas se instalan en la institución en una ubicación adecuada, por ejemplo cerca de las estaciones de trabajo. Las estaciones se utilizan para las evaluaciones trimestrales de destrezas que se pueden completar en una media de 10 minutos, 24/7. Los profesionales reciben indicaciones verbales y visuales en tiempo real mientras realizan las compresiones y las ventilaciones, ya que se mide la calidad de la RCP administrada y se le asigna una puntuación.

Un estudio en pediatría demostró que sesiones de formación breves y frecuentes, lo que se denomina formación de baja dosis y alta frecuencia, aumentaban en más del doble la retención de las destrezas de RCP de alta calidad (3).

   

Análisis de Laerdal - respaldar la mejora de la calidad y el cumplimiento

     

Resultados desglosados de destrezas individuales y descripción organizativa (hacer clic para ampliar)

     

   

RQI incluye potentes herramientas de gestión de datos como herramientas de análisis y gestión de aprendizaje dedicadas. Además de información sobre la ejecución en tiempo real para el estudiante, proporciona un análisis visual de los datos de rendimiento individual, de departamentos y de la organización que se puede rastrear a lo largo del tiempo. Estos informes identificarán los objetivos para las medidas de mejora de la calidad, que son muy valiosos en términos de generación de informes de gestión y auditoría.

    

Formación in-situ - reducir costes y aumentar el tiempo para el cuidado del paciente

     

Los datos registrados muestran que las estaciones de RQI se utilizan 24/7.
 

     

Con RQI, la formación se autodirige y llega al estudiante. Esto mantiene a los proveedores de salud en su lugar de trabajo y permite que la formación se realice donde sea más conveniente y adecuada para su programación. Los datos ya implementados de programas de RQI muestran que la formación tiene lugar 24/7 con picos de formación en los cambios de turnos.

Además esto libera tiempo y dinero para los instructores y educadores, permitiéndoles centrar los recursos en la formación del equipo y las áreas de riesgo en vez de en las destrezas básicas.

Imagine que tiene 1000 miembros de personal que reciben la formación cada año durante tres horas y media en soporte vital básico. Si implementa el programa RQI, puede reducir la formación como mínimo en una hora por persona. Se trata de una reducción de mil horas por año.

Mil horas más para el cuidado del paciente.

    

RQI en acción

Texas Health Resources, EE. UU.

Dos años después de que se implementara el programa RQI en el hospital Texas Health Resources de Dallas (Texas), este hospital ha conseguido:

  • Finalización de cursos trimestrales del 98%
  • Reducción de 250.000 dólares en costes de formación en RCP
  • Aumento del 21% en tasas de supervivencia

El personal del Texas Health Resources elige ahora el programa RQI y expresa muy pocos deseos de volver a la formación en el aula, dado que el programa cumple sus necesidades de mejora en la calidad de la RCP.

Cabrini Health, Australia

Para cumplir los estándares del National Safety and Quality Health Service (NSQHS), Cabrini Health de Australia suministró RQI a toda su plantilla de profesionales sanitarios.

El 100% del personal completó la formación y los datos mostraron que la formación podría tener lugar 24/7 con picos de formación en los cambios de turnos.

Con ayuda de RQI, lograron una mención “Conseguido con méritos” en la acreditación de su hospital.

 

    

     

    

Comenzamos el programa porque los datos indicaban que solo el 25% de nuestro personal era capaz de realizar compresiones torácicas y ventilaciones con la frecuencia necesaria. Nos costaba más de 500.000 dólares al año y era muy engorroso realizar el seguimiento del cumplimiento. Ahora más del 90% de nuestro personal cumple con creces el estándar y sabemos que el 100% de nuestro personal ha completado la formación.

Matt Johnson

Director de educación
Cabrini Health, Australia

    

Investigación referenciada:

  1. Paramedic exposure to out-of-hospital cardiac arrest is rare and declining in Victoria Australia. Dyson et al. 2015. Resuscitation 89, 93-98.
  2. Part 16: Education, Implementation, and Teams 2010 American Heart Association Guidelines for Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care. Bhanji et al. Circulation. 2010;122(suppl 3):S920-S933
  3. Low-Dose, High-Frequency CPR Training Improves Skill Retention of In-Hospital Pediatric Providers. Sutton et al. Pediatrics. 2011;128:e145-e151