¿Por qué Laerdal?

 

Una visión clara y valores claves

El objetivo real de todo lo que hacemos es dar una contribución significativa para mejorar la supervivencia y ayudar a salvar vidas. Que nuestros valores nos acompañen cada día es clave para alcanzar nuestras metas. 

Todos los aspectos de nuestro trabajo deberían beneficiar y satisfacer a nuestros empleados, el entorno laboral y nuestra sociedad. Por lo tanto se realizan esfuerzos para mantener la salud de nuestros empleados, proteger el entorno laboral (interno y externo) y garantizar la seguridad para todas las partes implicadas en nuestro trabajo.

El vivir según nuestra misión, nuestros valores, y estos principios ayudará a seguir siendo un lugar de trabajo atractivo para los empleados, tanto actuales como futuros.


Oportunidades internacionales

Laerdal está presente en 23 países diferentes en todo el mundo. Esto implica que nuestro equipo es internacional y diversificado, tanto culturalmente como en cuanto al idioma. En nuestra experiencia, un ambiente de trabajo multicultural es realmente favorecedor ya que ofrece un gran número de ventajas para todos los implicados.


Entorno laboral innovador

Exploramos las innovaciones más recientes, para que sigamos siendo el líder del mercado en nuestras áreas estratégicas; y aún así también nos concentramos en soluciones sencillas a través de innovación disruptiva. 

Creemos que la innovación ocurre más fácilmente cuando la gente trabaja junta en un reto que le dinamice, en un ambiente abierto, de confianza y respeto, donde los errores significan la oportunidad de aprender de ellos y donde todos entienden el valor que se crea y para quién se crea.


Desarrollo de competencias

Seguimos ofreciendo programas de desarrollo de competencias bien definidos para alinear la competencia y el crecimiento de los miembros del equipo con la estrategia de la empresa y  las competencias claves para el futuro. 

Queremos tener un entorno de aprendizaje dinámico, donde los miembros del equipo estén motivados para desempeñar un papel activo en su propio desarrollo así como en compartir su conocimiento con otros.

La competencia se desarrolla a través de la formación en el trabajo, mediante cursos o proyectos de auto estudio, colaboración e intercambio entre compañeros, expertos y clientes.