RCP

Desde el lanzamiento de Resusci Anne en el año 1960, Laerdal se comprometió a expandir la enseñanza de la RCP tanto a profesionales sanitarios como a personas legas. Cariñosamente apodado la 'Madre de la RCP’, con Resusci Anne, más de 400 millones de personas aprendieron estas habilidades fundamentales para salvar una vida. Como resultado, se salvaron aproximadamente un millón de vidas.

Desarrollado para consolidar la cadena de Supervivencia, nuestro portfolio entero de soluciones para la formación en RCP es muy amplio, comprendiendo maniquíes adultos, pediátricos y de bebé, DEAs (desfibriladores externos semi-automáticos) de entrenamiento y otros equipos de apoyo. El desarrollo continuo de nuestras soluciones de formación en RCP sigue siendo el núcleo de nuestra misión - ayudando a salvar vidas.