Los niños no son adultos pequeños. Tienen características que les hacen especiales, y acreedores de equipamiento específico. La mascarilla pediátrica de Laerdal ha sido diseñada para las necesidades anatómicas de los pacientes pediátricos. Utiliza la misma válvula unidireccional que la de adultos, en combinación con una mascarilla de silicona blanda y transparente.

 

 

Aumenta la distancia con el paciente

Cúpula transparente que permite comprobar el color de los labios, y las posibles secreciones del paciente

Válvula unidireccional reemplazable

Estuche para colgar en cinturón, con guantes incluídos