Skip to content
Todos en la comunidad pueden salvar vidas

La RCP administrada por un testigo puede salvar vidas

Cada minuto importa

El paro cardiaco repentino es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Cada cinco segundos, el paro cardiaco repentino acaba con una vida, lo que supone más de 6 millones de muertes al año. La gran mayoría de paros cardiacos se producen en el hogar y en casi el 40 % de estos hay alguien presente cuando se producen.

Después de 1 minuto, comienzan a morir las células cerebrales al dejar de recibir oxígeno.  El tiempo de respuesta de los servicios médicos de urgencias puede ser de media de unos 7–12 minutos o incluso más. La capacidad de los testigos de realizar la RCP mientras llega la ambulancia es fundamental para la supervivencia y los resultados positivos para el paciente.

La RCP administrada por los testigos varía mucho. En algunos lugares, solo el 5 % de los testigos realizan la RCP y en otros lugares la cifra alcanza el 70 %. Si se aumenta la capacidad de los testigos de efectuar la RCP, es posible aumentar considerablemente las tasas de supervivencia.

Creando comunidades que salvan vidas

Es fundamental que los miembros de la comunidad actúen. La solución es difundir la formación sobre RCP en todas las comunidades. Reconocer inmediatamente el principio de un paro cardiaco y saber lo que hay que hacer puede mejorar drásticamente la supervivencia y la recuperación del paciente.

Las iniciativas para formar a un elevado número de miembros de la comunidad mediante escuelas y organizaciones de voluntarios han tenido éxito en numerosos países como Estados Unidos, Noruega, Suecia, Singapur, Corea, Reino Unido y Dinamarca.

Una historia de éxitos

Dinamarca es uno de los diversos países que han puesto en marcha una iniciativa nacional para enseñar la RCP. El programa convirtió este contenido en obligatorio para los estudiantes de escuela primaria y los interesados en obtener un permiso de conducción. Se distribuyeron kits de formación instructiva, se ofreció orientación asistida por operadores y se instalaron DEA en lugares públicos.

Aumentando las tasas de supervivencia en todo el mundo

Laerdal, junto con nuestros valiosos socios, actúa como catalizador para ayudar a nuestros clientes a implementar programas que funcionan. Desde América hasta Australia, desde Dinamarca hasta Corea, los resultados hablan por sí mismos.

La American Heart Association (AHA) y la British Heart Foundation (BHF) han colaborado con Laerdal para implementar programas de amplio alcance y formar a escolares y personas sin experiencia en sus comunidades. En Estados Unidos, más de 2 millones de escolares aprenden a realizar la RCP cada año.

En Nowon, un distrito de Seúl (Corea), se implementó en 2011 una iniciativa para difundir la formación sobre RCP a los testigos y la RCP telefónica (RCP-T). En un plazo de tres años, 40 000 personas habían recibido formación y el número de supervivientes se multiplicó casi por tres cada año.

En Suecia, el número de supervivientes tras un paro cardiaco aumentó de 156 en 1998 a 586 en 2015. Este espectacular aumento de la supervivencia se corresponde con un importante aumento de la RCP realizada por los testigos, que ahora alcanza el 71 %. Este aumento también se puede atribuir a la formación sistemática de prácticamente 3 millones de personas y la introducción de la RCP-T.

El estudio que se está llevando a cabo Pan Asian Resuscitation Outcomes Study (PAROS) describe cómo los programas de educación de la comunidad con RCP-T, incluyendo el reconocimiento de un paro cardiaco y la RCP con la ayuda de los operadores, pueden mejorar las tasas de supervivencia.

Cómo puede ayudar Laerdal

Las iniciativas de la comunidad para aumentar la formación sobre RCP y mejorar la calidad de la RCP administrada son esenciales para aumentar la supervivencia. Si se implementan programas generalizados para formar sobre la RCP y se ofrece una formación de manera frecuente de alta calidad que se mida de manera sistemática para guiar la ejecución, podemos salvar más vidas, juntos.

 

Solicitar más información

¿Cómo prefiere que hagamos contacto con usted?